text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

8 malos hábitos que podrían costarte el empleo

      
noticias-malos-hábitos-laborales
La impuntualidad es uno de los malos hábitos que conviene evitar-Universia
Todos tenemos alguna conducta equivocada, tal como rumorear con los compañeros de trabajo o ser impuntual. Estos comportamientos no te hacen una mala persona y probablemente no te dejarán sin empleo, pero su “efecto acumulativo” podría generar una mala impresión e incluso hacer peligrar tu carrera. El primer paso es detectar nuestras malas acciones y, en lo posible, esforzarse por incorporar los valores y hábitos de la empresa.
 

Lee también:

 

Aquí, 8 malos hábitos que pueden costar el trabajo:

1. Mentir

Mentir sobre las horas de trabajo, atribuirse los logros de los compañeros y utilizar indebidamente el dinero de la compañía, pueden hacerte perder el empleo de forma rápida.

 

2. Ser negativo

Muchos colaboradores se quejan de los problemas de la empresa o hacen circular chismes. Si abusas de ello, te convertirás en un dolor de cabeza para tu jefe e irás por mal camino.

 

3. Adicción a las redes sociales

Otro camino común a la pérdida del empleo es la obsesión habitual que muchos empleados tienen con las redes sociales. Muchas empresas han restringido o prohibido el acceso a sitios como Facebook o Twitter, en el entendido de que constituyen una distracción de las funciones.

 

4. Falta de atención

La distracción es un mal común de muchos empleados. Pero si siempre estás en las nubes, estarás más propenso a incumplir la cultura del lugar de trabajo, lo que puede ser perjudicial para tu carrera.

 

5. Berrinches

Si pierdes el control con asiduidad, el Jefe asumirá que no puedes trabajar bajo presión. Para manejar los berrinches, es recomendable practicar técnicas de reducción de estrés, como meditación o ejercicios de respiración profunda y, en lo posible, dejar los problemas personales fuera del trabajo.

 

6. Ineficiencia

Los malos hábitos como la desorganización, pérdida de tiempo y hablar demasiado pueden hacer a un trabajador extremadamente ineficiente. Conviene recordar que las personas que nos rodean están allí para trabajar y reducir al mínimo las charlas informales en hora de trabajo.

 

7. Hablar sin pensar

Hay que pensar todo lo que se dice y controlarse en el lugar de trabajo. Decir algo inapropiado en una reunión o un email puede ser perjudicial para tu carrera.

 

8. Falta de modales

Conviene no ser grosero y recordar las enseñanzas de la infancia. Pedir por favor, agradecer, disculparse y mantener el silencio cuando no hay nada para decir, son claves para sobrellevar mejor la vida en la oficina.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.