text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Científicos buscan entender por qué algunas personas aprenden más rápido que otras

      
Fuente: Universia

Un equipo de investigadores conformado por científicos de la Universidad de California Santa Barbara Scott (UCSB) junto a sus colegas de la Universidad de Pennsylvania y la Universidad Johns Hopkins se propusieron investigar por qué algunas personas logran dominar una nueva habilidad rápidamente mientras otras requieren de más práctica. Para descubrirlo realizaron un experimento donde les pidieron a un grupo de voluntarios que jugaran un juego sencillo mientras ellos realizaban un estudio cerebral para medir las conexiones entre las distintas regiones de sus cerebros.

 

Lee también
» La ciencia ayuda a entender qué sucede en el cerebro de un profesor cuando corrige a sus alumnos
» La música es una buena aliada en el estudio y el trabajo intelectual

 

Luego de realizar todas las etapas del estudio, los investigadores descubrieron que la actividad neuronal que se genera en los alumnos más rápidos es distinta a la de los más lentos. Al parecer, quienes aprenden más rápido son aquellas personas que logran “desconectar” ciertas áreas cerebrales, más precisamente el área cerebral responsable de la llamada “función ejecutiva”, una función necesaria para la realización de tareas complejas pero no así para el desempeño de tareas simples. 

Este experimento permitió obtener una nueva visión de lo que ocurre en el cerebro durante el proceso de aprendizaje, permitiendo esclarecer también cual es el papel cada interacción de las regiones cerebrales.

Los investigadores vieron que el empleo de partes innecesarias del cerebro para realizar una determinada tarea es lo que hace la diferencia. En síntesis, esto se traduciría a algo así como “pensar demasiado el problema”. Para el análisis se centraron en un total de 112 regiones anatómicas del cerebro y no solo en una región de interés. "Nos fijamos en todo el cerebro a la vez y vimos qué partes se comunican entre sí", explicó Danielle S. Bassett, profesora Adjunta de Innovación de la Universidad de Pensilvania.

 

 

¿En qué consistió el experimento? 

Se les pidió a los voluntarios que practicaran y aprendieran secuencias musicales mientras los investigadores escanearon sus cerebros a través de una resonancia magnética, mediante la cual pudieron observar dos cosas. Por un lado, hasta qué punto es normal que dos nodos permanezcan en el mismo grupo, y por el otro establecer las tendencias de trabajo conjunto de distintas regiones del cerebro responsables de distintas funciones.


El juego consistió en reproducir secuencias de notas codificadas por colores presionando el botón que correspondía a cada una de ellas. De esta manera se mostró a cada voluntario seis secuencias predeterminadas de 10 notas cada una; y mientras sus cerebros eran escaneados se les pidió que reprodujeran en los botones cada secuencia de la forma más rápida que pudieran hacerlo.


Después de esto el experimento continuó fuera del laboratorio con los participantes practicando desde sus casas. Al cabo de dos, cuatro y seis semanas regresaron al centro de estudios para observar los avances en la práctica de la tarea y someterse a nuevos escáneres. Allí los investigadores pudieron observar que algunos aprendieron las secuencias musicales enseguida, mientras otros lo fueron haciendo gradualmente. Los análisis del cerebro mostraron cómo la actividad neuronal de quienes lo hicieron de una manera u otra fue diferente.

 

 

Conclusiones

Los científicos observaron las diferencias en el proceso de aprendizaje para entender por qué algunas personas aprenden más rápido que otras; y al contrario a lo que se pudiera pensar, los participantes que tuvieron una disminución de la actividad neuronal aprendieron más rápido. La diferencia se daba en la corteza frontal y la corteza cingulada anterior, los responsables de la función ejecutiva.


El director del Centro de Imagen de la UCSB y corresponsable del estudio, Scott Grafton, explica que “la función ejecutiva es necesario para tareas complejas, pero en realidad podría ser un obstáculo para el dominio de los simples”, por lo que la desconexión ayuda a aprender de forma más rápida cierto tipo de tareas.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.