text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Una ecografía 4D muestra cómo se comporta el feto en la panza de una madre fumadora

      
Autor: Marcos de Madariaga  |  Fuente: Flickr

Los científicos de la Universidad de Durham realizaron un experimento en 20 mujeres embarazadas que se encontraban en la semana 32 de gestación para demostrar el efecto que el cigarrillo provoca sobre los fetos, observando que se producen secuencias de movimiento distintas entre los bebés de madres que fuman y de las que no lo hacen.

 

Lee también
» Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de FACEBOOK 

 

El estudio fue realizado sobre 20 mujeres de las cuales 4 fumaban un promedio de 14 cigarrillos al día. La prueba se realizó en un ecógrafo 4D que se encuentra en el Hospital de la Universidad James Cook en Middlesbrough.


Luego de estudiar las exploraciones a las 24, 28, 32 y 36 semanas, los científicos pudieron comprobar que los bebés que se encontraban en el vientre de las madres fumadoras se tocaban la cara y presentaban con muchísima mayor frecuencia movimientos de la boca. Sucede que a medida que el feto adquiere más control y se prepara para nacer, estos comportamientos se reducen significativamente.

 

El doctor responsable de la investigación, Nadja Reissland, tiene el objetivo de que esta prueba sirva para que las madres tomen conciencia de lo importante que es no fumar, por lo menos durante el embarazo; y si bien la prueba realizada fue sobre pocas mujeres, asegura que pretende ampliar el estudio para obtener nuevas conclusiones que aporten al fin.

La adicción al tabaco puede provocar un retraso en el desarrollo del sistema nervioso central del feto .Afortunadamente, ninguno de los bebés de la prueba tuvo problemas al nacer.


Por su parte, el profesor Brian Francis de la Universidad de Lancaster y coautor del estudio, afirmó que "la tecnología permite que podamos ver lo que antes estaba oculto, revelando cómo afecta el fumar al desarrollo del feto. Esta es una prueba más de los efectos negativos del consumo de tabaco en el embarazo".

 

Un feto en el vientre materno puede verse algo falto de oxígeno debido a la interferencia del monóxido de carbono y humo del tabaco. Además la nicotina traspasa la placenta concentrándose en la sangre fetal, el líquido amniótico y la leche materna. Todos estos complementos juntos pueden resultar graves para el bebé, llegando incluso a provocar muerte prematura; además de que claro está, también daña mucho la salud de la madre.

 

Entre otras tantas consecuencias que puede tener un bebé de madre fumadora, se encuentran el bajo peso al nacer (mayor es la disminución cuanto más cigarrillos consuma la madre), además de que también pueden mostrar síntomas de estrés y abstinencia o provocar que en el futuro  tengan más tendencia a convertirse en fumadores.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.