text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

4 tips para mantener una postura física correcta frente a la computadora

      
Fuente: Shutterstock

Trabajar todo el día frente a una computadora o pasar largas jornadas así por motivos de estudio tiene sus consecuencias en la salud, entre ellas en la vista y en la espalda. Mantener una postura física correcta es fundamental para no sufrir después dolores musculares que se irán intensificando con el tiempo. Aprende cuál es la forma correcta de estar frente al monitor y evítate los dolores al final de la jornada.


Lee también
» Cómo sobrellevar el día cuando no dormiste lo suficiente
» 4 sencillos hábitos para combatir el sedentarismo del teletrabajo
» Las mejores universidades donde estudiar profesiones vinculadas al deporte

 

4 tips para mantener una postura correcta frente al monitor

1 – Coloca los brazos de forma flexible

Los brazos deben estar cómodos en una postura natural y flexible; preferentemente en un ángulo de 90° apoyados totalmente sobre la mesa. Para esto la silla debe tener alguna distancia con la mesa, y no estar con el cuerpo totalmente pegado.

 

2 – La espalda recta

La espalda debe estar recta ya que de lo contrario estarías provocando una tensión en las cervicales. Asimismo, la mesa y la silla deben estar acordes con la altura del usuario. Se recomienda que el asiento de la silla esté a la altura de las rodillas cuando la persona está parada.

 

3 – Los pies deben estar apoyados

Cómo ya vimos, la espalda y los muslos deben formar un ángulo de 90°. Los pies no deben quedar colgando, sino al contrario deben estar apoyados o bien sobre el piso, o bien sobre una plataforma que no sea demasiado alta.

 

4 – Pon los ojos a la altura del monitor

Esta es una de las claves para mantener una postura física correcta: la vista debe estar a la altura del monitor; por lo que si tu pantalla está más baja, conviene que compres una plataforma que te permita que tus ojos sigan una línea recta a la parte del centro-superior del monitor.

 

Tip extra: Prueba estirar tus brazos y aliviar la espalda por lo menos una vez al día cuando estés en la oficina. Una simple pared ya te bastará para ayudarte, e incluso puedes estirar desde la misma silla sin levantarte de tu escritorio. Levanta tus brazos por encima de tu cabeza como si quisieras tocar el techo y mantenlos sostenidos durante unos 10, 15 o 20 segundos; o busca algunos ejercicios de brazos para hacerlo de manera correcta y tómate un par de minutos para terminar la jornada sin dolores ni estrés.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.