text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Conviértete en tu propio negocio: haz de ti una marca personal

      
Fuente: Shutterstock

El mercado laboral actual es un entorno muy competitivo en el que para sobresalir con un producto o servicio la marca debe elaborarse cuidadosamente desde varios aspectos. Lograr potenciar nuestra marca personal -el conjunto de características que nos diferenciarán de la competencia- es clave para hacer la diferencia. Hoy en día, el paradigma de los reclutadores esperando que les lleguen los currículums está cambiando, y al contrario son ellos los que buscan en las redes los mejores talentos, por lo que a la hora de crear tu perfil en lugares como LinkedIn, es mejor que tomes nota para encontrar la mejor manera de presentarte.

 

 

Lee también

» Redes sociales: 7 errores que conviene evitar si estás buscando empleo 

» Recomendaciones para buscar trabajo mediante las redes sociales 

 

 

 

 

Al día de hoy es una realidad innegable que el Curriculum Vitae en papel tiende a desaparecer y que los reclutadores rastrean a los candidatos a través de las redes. Encontrar mejores ofertas y diferenciarte del resto es posible aplicando algunas técnicas de marketing que te ayuden a alcanzar tus objetivos, por ejemplo, convertir tu nombre en un producto. 

 

 

 

Para gestionarte como marca personal primero debes definirte

 

Define tu objetivo

Primero, ten bien en claro hacia dónde quieres dirigirte y qué es lo que quieres lograr. Si te interesa ser parte del área de finanzas de una empresa, no es necesario que en el perfil que elaboras en las páginas de empleo destaques tu experiencia en el ballet cuando eras una niña. Define tu objetivo y se coherente con tus actos para llegar a la meta.

 

 

 

Definir qué tipo de producto eres

Tú eres tu producto a vender, tu identidad corporativa. Aquí es donde debes describir tus conocimientos y capacidades y definirte profesionalmente. Imagina que eres una Wedding Planner, ¿Qué podrías contarnos acerca de lo que sabes hacer? ¿Cuáles son las soluciones que brindas con tu servicio? ¿En qué te diferencias del resto? Hazte todas estas preguntas y descríbete como la mejor opción en el mercado, siempre por supuesto con promesas que puedas cumplir.

 

 


Por último, ten en cuenta que si te vas a mostrar en las redes con el propósito de hacer de ti una marca, hay ciertas cuestiones y temas “sensibles” que debes evitar para mantener tu buena reputación. Por ejemplo, opinar de política o religión no son buenas opciones y menos si tu perfil es público. El éxito depende de cómo te presentes y sobre todo de tener paciencia, ya que hacer que las personas visualicen tu nombre como un producto es una apuesta arriesgada que sobre todo requiere de tiempo para poder insertarse en la mente de los consumidores.

 

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.