text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La ciencia ayuda a entender qué sucede en el cerebro de un profesor cuando corrige a sus alumnos

      
Autor: Universidad de Navarra  |  Fuente: Flickr

Investigadores ingleses identificaron la zona del cerebro que se enciende cuando un profesor detecta un error del alumno, llamada “córtex del cíngulo anterior”. Además se observó que para los procesos de detección de errores activan otras partes del lóbulo frontal. 

 

Lee también

» Formas eficaces de potenciar tu mente para mejorar tu rendimiento 

» Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de FACEBOOK 

» Visita nuestro Portal de BECAS y descubre las convocatorias vigentes

 

 

  

Con ésta investigación llevada a cabo desde el departamento de Psicología de la escuela Royal Holloway de la Universidad de Londres y publicada en la revista especializada en ciencia Journal of Neuroscience, se podría mejorar los sistemas de enseñanza en el futuro y comprender cómo los docentes analizan a los alumnos cuando éstos no comprenden una tarea. El estudio llena un hueco en cuanto a estudiar el funcionamiento del cerebro de quien enseña, después de que se hayan realizado muchas investigaciones acerca de la forma de aprender de las personas.

 

 

 

“El córtex del cíngulo anterior parece desempeñar un papel importante en cerebro de una persona que instruye a otra. Esta región cerebral está involucrada en cómo las personas entienden el aprendizaje y la toma de decisiones de los demás. Esto nos da pistas sobre las bases biológicas de los comportamientos asociados a la enseñanza y cómo el cerebro trabaja cuando interactuamos con otras personas” asegura el principal autor del artículo, Matthew Apps, en declaraciones al portal Sinc.

 

 

Cómo se realizó la investigación

 

Para realizar el estudio, los investigadores reunieron a un grupo de voluntarios que tomaban roles de profesor y alumno. Se les pidió a quienes cumplían el papel de alumno que jugaran a un videojuego, y a los “profesores” que evaluaran su desempeño mientras estaban conectados a un escáner que les realizaba una resonancia magnética.

 


La imagen cerebral de quienes estaban en el papel de docentes reflejó que el córtex anterior cingulado se activaba si los “estudiantes” tomaban decisiones incorrectas. “Este descubrimiento muestra una parte importante del proceso por el que el profesor entiende el aprendizaje de su alumno, y esto es parte vital del proceso de enseñanza ya que permite darles correcciones válidas” asegura Apps.

 

 

 

El investigador ve como principal problema de su estudio que no fue realizado con profesores reales, sino con personas que tomaban el papel de. A pesar de considerar que su aporte es útil para entender qué pasa por el cerebro de una persona cuando enseña a otra, sabe que a corto plazo no podrán proporcionar las herramientas para mejorar el proceso educativo, pero confía en que sí podrían hacerlo con investigaciones futuras.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.