text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La música es una buena aliada en el estudio y el trabajo intelectual

      
Autor: Héctor Rodríguez  |  Fuente: Flickr

Un buen número de investigaciones respaldan la idea de que escuchar música nos ayuda a mejorar la memoria, la atención y la concentración, ya que hace ejercitar el cerebro entrenando y mejorando sus funciones y ayudando a desarrollar la creatividad y la imaginación, sobre todo algunos tipos de música como la clásica o la barroca.

 

Lee también: 

» Técnicas de estudio para mejorar el aprendizaje 

» 6 cosas que no debes pensar mientras estudias 

 

 

 

Son muchos los investigadores que han puesto el foco en la música, asegurando que algunos estilos musicales el clásico favorecen al cerebro en el desarrollo de ideas, a la vez que restablece conexiones neuronales que nos ayudan a estar más alertas, concentrarnos mejor y beneficiar los procesos de aprendizaje.

 

 

También la música barroca nos lleva a estados en los que quedamos más propensos a aprender, debido a que su ritmo de 60 golpes es la misma secuencia que tienen los latidos del corazón cuando estamos en reposo, lo que provoca que gracias a sus tonos graves se manifiesten ondas cerebrales bajas que nos ayudan a la relajación. Así lo explica la educadora española María Pilar Carrasco en su libro Cómo educar a tus hijos con la música

 

 

Uno de los estudios en ésta línea es el realizado por la psiconeuróloga Frances Rausher de la Universidad de Irvine, quien demostró que oír piezas de Mozart mejora la capacidad de aprender de los alumnos, debido a que el razonamiento abstracto que se provoca con el estudio es de patrones similares a la música del maestro del Clasicismo. Los investigadores observaron que escuchar la música de Mozart durante 10 minutos antes de entrar a un examen ayuda al razonamiento espacial y abstracto, pero de todas maneras el efecto tenía una duración de solo 5 a 15 minutos. 

 


Otro estudio realizado por el neurocientífico Larry Parsons del Centro de Imágenes de la Universidad de Texas también hizo foco en la música del genio del siglo XVIII, y observó que un grupo mejoró notoriamente su razonamiento al escucharla, cuestión que también sucedió con otros estilos musicales, por lo que concluyó que además otros ritmos pueden favorecer al aprendizaje. 

 

 

Los beneficios de ésta manifestación artística a nivel de la instrucción también llegan al área lingüística, ya que la música mejora la capacidad de los niños de procesar el habla, según quedó demostrado en una investigación de la Northwester University, que observó durante dos años a niños que participan en la Harmony Project , una organización norteamericana que ayuda a niños pobres de Los Ángeles mediante la educación musical. En la investigación se observó que los niños que recurrieron con frecuencia a las clases de música mejoraron significativamente en la manera en la que procesan el lenguaje y la escritura

 

 

Así que ya sabes, la música -además de alegrar el espíritu- puede ser tu mejor aliada en el estudio, sobre todo la que te predispone a concentrarte ¿Te animas a probar? 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.