Noticias

Descubre la regla 90/90/1 para aumentar la productividad

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Uno de los métodos más efectivos para aumentar la productividad es la de los “90 minutos”. Descubre de qué se trata y cómo aplicarla en tu vida.


Algunas personas son más productivas durante el día y otras durante la noche. A quienes les resulta más fácil concentrarse con el sol se les llama “alondras”, mientras quienes tienen un mejor desempeño en la noche se les conoce como “búhos”. Sin embargo, existe una regla de productividad que puede ser probada por todos independientemente de cuándo sienten que rinden más. Es la regla de los 90 minutos, o más conocida como la regla 90/90/1. Descubre de que se trata y como aplicarla.


La regla de los 90/90/1 es una idea original del asesor en liderazgo y líder de la consultora global Sharma Liderazgo Internacional, Robin Sharma. Se trata de una teoría que plantea que durante 90 días se dediquen los primeros 90 minutos de la jornada a una sola tarea, la más importante. Y si por algún motivo no puede realizarse en la mañana, puede ser adaptada a otro momento del día.


Uno de los puntos más destacables que tiene esta regla y que animan a probarla, es que no se trata de una teoría que plantea que estés 8 horas de una jornada completamente concentrado, sino que aliviana esta carga reduciendo la concentración máxima a solamente la primera hora y media del tiempo, y el resto trabajarlo de forma normal (lo que incluye permitirse ciertas distracciones entre tarea y tarea).


Según el autor de la idea, la norma 90/90/1 es muy efectiva y los resultados se verán en el avance de un proyecto concreto. Este punto es importante de destacar: no se trata de dedicar los 90 minutos a varias tareas a la vez sino a una en concreto; y sin interrupciones. Interrumpir una tarea a cada momento no solo “estira” y extiende demasiado su finalización, sino que además baja notoriamente el rendimiento, ya que no podrás dar el máximo de ti si te desconcentras a cada rato.


Cumplir con la regla implica que durante esos 90 minutos dedicados a un solo proyecto no se mire el móvil, ni el correo electrónico y que cierres por completo la posibilidad de que alguien te interrumpa durante ese rato. Es decir, que no hagas ninguna otra cosa que no tenga que ver con la tarea específica. 90 días es un tiempo suficiente para que esta actitud se convierta en hábito. ¿Te animas a probarla y comprobar si efectivamente ese proyecto que a veces tienes estancado reflota y alcanza el despegue? ¡Adelante!


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.