Noticias

Cómo volver al trabajo después de un tiempo de inactividad

      
Fuente: Shutterstock
Si tuviste que ausentarte de tu trabajo por un tiempo por una razón compleja (excluyendo las vacaciones), el volver puede ser algo difícil; sobre todo si has tenido que atravesar alguna situación fuerte en tu vida que te haya obligado a interrumpir la actividad. En esta nota veremos algunas pautas sobre cómo afrontar una vuelta al trabajo después de un período de inactividad.
Registrate en Universia para estar informado sobre becas, ofertas de empleo, prácticas, Moocs, y mucho más
Ya sea que has estado meses o incluso años parado, cuando recién vuelves al trabajo no intentes exigirte el mismo ritmo que llevabas el último día previo a la inactividad. Tienes que tener en claro que no puedes frustrarte si al comienzo éste es más lento que antes. Es esencial que evites por completo los sentimientos negativos hacia ti mismo y al contrario, te enfoques en lo positivo de las posibilidades de volver a trabajar, ya que esto te ayudará a elevar tu autoestima.


El trabajar te permite entre otras cosas retomar la vida social; así que ya sea que vuelvas a integrarte a un grupo que ya conoces o que te acoples a un equipo en el que no conoces a nadie, puedes estar contento por la oportunidad de volver a llevar una “vida normal”. Al regresar tómate tu tiempo para interactuar con los demás yendo de a poco si así lo sientes, pero bajo ningún punto será aconsejable que te aísles con actitudes como ir a almorzar a una hora que no hay nadie. Si el motivo de tu ausencia se debió a un episodio triste en tu vida y no quieres hablar de ello, explícales de buena manera a tus colegas que prefieres evitar el tema. Lo entenderán.


Pide ayuda. Si dudas de cómo hacer alguna cosa, pídele a un compañero que te ayude a entender cómo funciona. Por lo general, nadie se negará a darte una mano. Asimismo, si no estás seguro de lo que estás haciendo puedes pedir una opinión a un compañero o directamente a tu jefe. Pedir ayuda está bien, pero tampoco abuses de este recurso. Si temes no recordar la información nueva que te han explicado, puedes anotar todo en una libreta para no tener que preguntar muchas veces lo mismo.


Recuerda que es importante saber manejar las emociones en el entorno laboral. Puede ser que te encuentres algo triste o demasiado eufórico por el retorno; pero sea cual sea el sentimiento, debes de tener la capacidad de “verlo venir” para poder tenerlo de alguna manera bajo control. Si bien, como ya mencionamos, es bueno que estés feliz por retomar tu actividad y tu vida social, recuerda que el trabajo no es un espacio de recreación absoluta donde vas a conversar con tus mejores amigos, como tampoco es una sesión de terapia para contar todo lo que te pone mal. Es por esto que la gestión de las emociones es un punto fundamental que demuestra profesionalismo más allá de todo.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.