Noticias

4 formas poco convencionales de reducir el estrés

           Autor: Camila Siqueira
Los libros de mandalas para colorear pueden resultar muy terapéuticos
Los libros de mandalas para colorear pueden resultar muy terapéuticos  |  Fuente: Shutterstock
El estrés es un estado de cansancio mental y de tensión física o emocional. Puede originarse por diversos motivos; pero sin duda las exigencias del día a día en un mundo cada vez más vertiginoso pueden ser un gran desencadenante de estrés.


Tener pequeños episodios de estrés en algún momento es normal y hasta puede ser positivo como respuesta a una situación de peligro, ya que el estrés en este caso ayudará a evitar o afrontar el peligro.


Hay dos tipos de estrés: el agudo, que se da a corto plazo, y el crónico, que permanece por un período de tiempo prolongado, como semanas o meses. Este último requiere de ayuda profesional para que el padecimiento no siga avanzando y no afecte más la salud física y mental.


A continuación reseñamos 4 actitudes o estrategias que puedes utilizar para reducir el estrés o presión del día a día.



4 formas poco convencionales de reducir el estrés


1 – Masajea tus oídos

El masaje a los oídos ayuda a liberar endorfinas, lo que te hará sentir mejor. Frota los lóbulos con el pulgar y el índice y ve ascendiendo hasta llegar a la parte superior. Termina con un suave masaje detrás de las orejas en la zona del cráneo. Puedes hacer esto varias veces al día, antes de ir a dormir o cuando te sientas tensionado.


2 – ¿Tienes una bañera en casa? Aprovéchala

En realidad, hay una técnica que está muy de moda y se llama “terapia de flotación”, que consiste en un tanque o bañera gigante con agua salada donde la persona entra y flota.

Según varios expertos esta terapia es muy efectiva contra el estrés, pero no todo el mundo dispone de dinero para pagar las sesiones. Si no tienes margen económico para hacerlo pero sí una bañera en casa, no dudes en aprovecharla.

Por lo menos una vez al día, prepara tu bañera con sales de baño, agrega velas, prende algún aceite aromático y pon música relajante. Por supuesto que no estamos diciendo que tendrá el mismo efecto que la “terapia de flotación”, pero es una forma de bajar la tensión del día sin tener que moverte ni invertir demasiado en ello.


3 – Libros de mandalas para pintar


Los libros con mandalas para colorear resultan terapéuticos, ya que concentrarse en eso ayuda a calmar la mente dejándola en un estado de “atención plena” en lo que ese está haciendo, lo que resulta similar a realizar meditación del tipo mindfulness.

La clave está en hacerlo sin la presión de “hacer algo bonito”, sino buscando liberar las emociones positivas y aquietar o reducir las negativas.


4 – Practica y alcanza el “sueño lúcido”


¿Has escuchado hablar de los sueños lúcidos? Se trata de soñar estando conscientes de que se está soñando, lo que permite controlar y conducir el sueño.

Con la técnica de los sueños lúcidos puedes “seleccionar” lo que hay en tu mente para encontrar la paz a través de tus propios sueños. Si bien una persona puede tener un sueño lúcido de manera espontánea, lo más común es que quienes lo logran entrenen para alcanzarlos.

¿Cómo te llevas con la presión? Averígualo mediante un test

Más info


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.