Noticias

Qué es el autismo

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
El autismo es un trastorno neurológico que se caracteriza por afectar la interacción social y la comunicación, dañando la capacidad de una persona de comunicarse (verbal y corporalmente) y relacionarse con otros, presentando también comportamientos repetitivos como arreglar objetos de forma obsesiva o seguir rutinas muy específicas. El autismo se manifiesta y detecta en los primeros años de vida de una persona, y en general durará para toda la vida.


El autismo es uno de los tres trastornos conocidos como trastornos del espectro autista
(TEA); siendo los otros dos el Síndrome de Asperger (que no presenta retrasos en el desarrollo cognitivo y del lenguaje) y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado (TGD-NE) que se diagnostica cuando no se cumplen todos los criterios para el autismo o el Síndrome de Asperger.


El autismo se da con bastante más frecuencia en niños que en niñas
: actualmente se diagnostica con autismo a 1 de cada 68 personas, siendo 1 de cada 42 casos de varones sobre niñas, lo que lo hace cuatro veces más frecuentes en niños que en niñas.


En general los diagnósticos formales para determinar que un niño es autista se hacen alrededor de los 3 años, aunque algunas investigaciones más recientes están apuntando el diagnostico a partir de los 6 meses. Las causas del autismo se desconocen y en general son los padres los primeros en notar este trastorno.


Diversos estudios al respecto describen como algunos padres notan que su hijo parecía distinto desde su nacimiento y otros tienen la impresión de que sus hijos iban desarrollándose con normalidad y luego perdían las aptitudes, aunque los expertos afirman que se nace con autismo.


Las características más frecuentes en un niño autista

- En el lactante se puede observar un balbuceo monótono del sonido y una falta de contacto con el entorno
- La mirada del niño autista parece “no mirar” lo que tiene adelante
- Incapacidad de comunicación y reciprocidad social y emocional, no estableciendo ningún tipo de contacto con los demás
- Pueden presentar conductas agresivas contra los demás y ellos mimos
- Otra característica es la de llevar a cabo actividades corporales de manera repetitiva como el aleteo de sus brazos
- En la adolescencia, uno de cada tres autistas pueden sufrir ataques epilépticos
- Presentan ausencia de capacidad de imitación y de juego
- Su atención puede ir enfocada a un objeto de forma persistente, concentrándose en ese interés en particular
- Insistencia en seguir rutinas muy específicas y detalladas


Si bien y a pesar de algunas teorías la causa del autismo sigue siendo un misterio para el mundo científico, las investigaciones demuestran que la detección e intervención temprana pueden mejorar de forma considerable el desarrollo de un niño autista, enseñándole destrezas importantes que estarán enfocadas al desarrollo de habilidades de comunicación, socialización y cognoscitivas y al autocuidado.


Cuanto antes se realice el diagnóstico más se podrá beneficiar el niño autista de las terapias existentes
; y si bien la intervención temprana es muy importante, la intervención en si será útil a cualquier edad. Es importante remarcar que aunque algunos afirman que hay niños que se han curado del autismo, las terapias están enfocadas a realizar mejoras significativas en el desarrollo del niño y su interacción con el mundo, disminuyendo el impacto del niño autista y su entorno.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.