Noticias

El deporte como medio para la igualdad de género

      
Fuente: Shutterstock
La práctica del deporte -así sea en modo aficionado- tiene grandes beneficios en la salud física y mental, ya que promueve el bienestar, eleva la calidad de vida, mejora la autoestima e inculca capacidades de liderazgo, perseverancia y trabajo en equipo, entre tantos otros provechos. Y a nivel profesional, las mujeres en el deporte desafían los estereotipos de género y se convierten en fuente de inspiración y modelo a seguir, tal como resalta un artículo de ONU Mujeres.


Hoy en día las mujeres son más visibles que nunca en el deporte
. Mientras que en los Juegos Olímpicos de 1900 en París, de un total de 997 atletas solo el 22 fueron mujeres; en la actualidad la presencia del género en competencias es fuerte. Por ejemplo, en las Olimpíadas de 2012 de Londres fue la primera vez que hubo representación femenina en todos los deportes del programa Olímpico y en Río hubo aproximadamente 4700 mujeres compitiendo, lo que es un 45% del total de atletas.


El aporte de las mujeres es fundamental en todos los ámbitos sociales; porque además y tal como enfatiza el mencionado organismo, las mujeres amplían las perspectivas, aportan nuevas ideas e innovaciones y llegan a nuevas audiencias. Sin embargo, aún debe recorrerse un largo camino antes de afirmar que existe una igualdad de hombres y mujeres en el deporte.


¿Por qué? Porque cuando practican deportes, todavía las niñas y mujeres en todo el mundo obtienen menos oportunidades, menor inversión, menos posibilidades de capacitación y seguridad; y, cuando logran llegar a ser atletas profesionales, chocan contra un “techo de cristal” y la brecha salarial que deben enfrentar en prácticamente todos los rubros. Y es que ciertamente, cuando pensamos en campeonatos de fútbol o cualquier deporte, rara vez nos viene en mente la imagen de un equipo femenino.


Como ejemplos de estas afirmaciones cabe destacar que la retribución para la última Copa Mundial de Fútbol Femenino fue de 15 millones de dólares, mientras que la Copa Mundial de Fútbol Masculino movió unos 576 millones. Una diferencia más que sustancial. Pero no todo queda dentro del campo de juego: fuera de éste las mujeres no cuentan con representación suficiente en los mandos de liderazgo de las organizaciones deportivas ni en los anunciantes.


La Agenda 2030 de Objetivos de Desarrollo Sostenible tiene entre los 17 puntos fundamentales el compromiso de Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas, reconociendo que el deporte es un facilitador importante en el desarrollo y empoderamiento del sexo femenino.


ONU mujeres tiene distintos proyectos para empoderar jóvenes y niñas a través del deporte. Entre ellos están “Una victoria lleva a otra”, un programa que justamente busca este empoderamiento a través del futbol en Brasil.




Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.