Noticias

Beneficios del liderazgo femenino

      
Fuente: Shutterstock

El liderazgo femenino o empoderamiento de las mujeres tiene su propio impacto en los trabajadores y empresas. Si bien en los últimos años éste género ha conquistado bastante terreno a nivel laboral (así como en otros ámbitos), todavía necesita un gran impulso para equiparar a sus pares masculinos; ya que la brecha salarial y de oportunidades entre uno y otro sexo sigue inclinando la balanza a favor de los hombres


El liderazgo femenino no es mejor ni peor que el masculino: la verdad es que cada tipo de mando es diferente y cuenta con sus pros y sus contras; por lo que lo mejor para una empresa es contar con líderes de ambos sexosConoce a continuación beneficios personales y empresariales de estar bajo el mando de una mujer. 


1 – Son detallistas

No es un mito que las mujeres suelen ser más detallistas que los hombres; por lo que más allá de ir tras una meta gigante, podrán concentrarse en los detalles o dicho de otra manera pequeños logros, los que sumados podrán traducirse en grandes acciones.


2 – Manejan mejor la inteligencia emocional

La inteligencia emocional es una de las características más valoradas en los trabajadores, ya que cuando tenemos cierto control sobre las emociones, tanto a nivel laboral como personal, podemos tomar mejores decisiones. Y la verdad es que, salvo excepciones, las mujeres demuestran más inteligencia emocional y empatía hacia el otro que sus pares masculinos.


3 – Son asertivas

La asertividad es una habilidad personal que permite expresar los sentimientos y opiniones defendiendo los derechos propios y respetando los de los demás. Se trata del “camino del medio” entre la pasividad y la agresividad. El liderazgo asertivo se basa en una forma de mando basada en poder defender un punto de vista propio reconociendo el del resto, lo que resulta en un liderazgo que no tiene como norma la imposición de la autoridad.


4 – Compiten de manera más sana

Los varones suelen ser más competitivos entre ellos que las mujeres, ya que la competencia de éstas pasa por superarse a nivel personal y no tanto por la comparación con otros colegas.


5 – Un trabajo en equipo más integrado

Debido a que como mencionamos antes las mujeres suelen resultar más asertivas y tener un mejor manejo de las emociones que los varones, el trabajo en equipo se puede ver beneficiado. Las mujeres en general son más receptivas a la cooperación que al querer hacerlo todo a su manera, enfocando la atención de los detalles pero pudiendo resolver varios puntos de un proceso de trabajo a la vez; ya que otra de las características del sexo femenino es que pueden resultar expertas en ocuparse de más de un asunto a la vez, y con éxito.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.